Recientemente tuve a la oportunidad de participar en una conferencia para jóvenes universitarios y escuchar un excelente ponente colombiano cuyo nombre es: Dr. Milton Cuero Arbelaez, quien compartió el interesante tema “Joven Emprendedor”. Realmente la experiencia ha sido increíble, pues nos proyectó desde el principio una actitud positiva que todos en la vida debemos de adoptar a pesar que a veces las cosas y los planes se vengan abajo, por eso quiero transmitirles algunas ideas que fueron expuestas por dicha persona.

  • “El emprendimiento es una actitud y está en el corazón de cada uno”.

Realmente esta frase me ha hecho pensar y reflexionar en su contenido, pues me ha hecho comprender que no existe mayor obstáculo para emprender un negocio que mi propia actitud. La edad no es impedimento para tener y desarrollar una idea de negocio, tampoco la pobreza económica debería de ser un obstáculo, aunque a veces hay personas que consideran este factor como el primordial para empezar a emprender.

El secreto de iniciar a emprender está en mi propia actitud y la manera de ver las cosas. Si en mi mente solo existen pensamientos negativos no podré dar el primer paso, la idea puede ser la mejor del mundo pero si yo no tengo la actitud para ponerla en marcha jamás haré de esa idea una realidad.

Aunque nadie crea en  nuestra idea, aunque nos desmotiven, aunque no tengamos el capital para desarrollarla, no tengo que rendirme, al contrario tengo que buscar los medios para hacerla una realidad, pero primero tengo que estar completamente segura de mi idea, pues si no creo yo posiblemente otros tampoco creerán.

Con esa idea desarrollada tengo que venderme yo misma, irradiar confianza y seguridad para que otras personas puedan creer en lo que yo creo y defiendo.

Pero la idea no solo debe quedar en idea sino que hay que buscar los mecanismos y maneras de convertirlo en algo más que una idea. Pueda que pase un buen tiempo, pero siempre debemos estar enfocados en cumplir esa idea lo antes posible, pues lo importante es luchar por hacer realidad nuestra propia idea antes de que sea muy tarde.

Lo esencial está en  cambiar nuestra propia actitud para poder iniciar una idea de negocio y no dejarse llevar por las adversidades, sino que hay que mantener una actitud positiva ante cualquier cosa.