Hacer Marketing únicamente dentro de la empresa o de un país ya no le es suficiente a una empresa, pues no se conforma a estar atado a ese tipo de Marketing, sino que busca ampliar sus oportunidades estando conscientes  que se necesita correr un riesgo y vencer amenazas alrededor del mundo.

A pesar de todo lo que implica adoptar y trabajar en un nuevo Marketing, denominado MARKETING INTERNACIONAL,  toda empresa aspira a poder llegar más allá de sus líneas  y barreras fronterizas y luchar por conquistar nuevos mercados que le brinden la oportunidad de sacar a flote sus mayores fortalezas.

Iniciar un Marketing  Internacional no es nada fácil para una empresa que se ha acostumbrado a trabajar en un mismo círculo, pero la esencia está en dar el primer paso y decidirse a asumir el riesgo para más tarde recoger los frutos de la semilla sembrada y cultivada en los nuevos mercados internacionales.

Toda empresa antes de iniciar ese largo  pero prometedor camino se analiza en cuanto a los recursos que posee como empresa, la forma de pensar de su administración y qué tan dispuesta está la empresa a aprovechar las oportunidades y trabajar por vencer las amenazas.

Ya con esto y otras cosas analizadas, la empresa finalmente decide tomar el paquete y darle la vuelta al mundo  con nuevos proyectos hacia el futuro.

Cuando una empresa adopta este tipo de Marketing goza de privilegios y oportunidades que posiblemente no alcanzaría en el estrecho mercado nacional.  La empresa es reconocida a nivel mundial y puede adquirir más experiencia para poder llegar todavía más lejos. Las oportunidades de superación son mayores en mercados con mayor tecnología  y recursos, las personas le dan a las empresas una  etiqueta de credibilidad y así las empresas adquieren una ventaja competitiva en otros mercados comerciales.

El Marketing Internacional es todo un mundo que hoy en día las empresas deberían de aplicar para alcanzar un mayor grado en la escala de crecimiento y éxito empresarial.