La caída del muro de Berlín ha traído consigo numerosos cambios no solo la liberación de los países sino que además de eso las personas cambiaron la visión que tenían de un mundo dividido y obstaculizado. Antes de la caída del muro se veía al mundo totalmente separado una parte de la otra en donde no existía interacción alguna entre ambos partes, se perdía la esperanza de gozar algún día de plena libertad para poder comerciar.

Pero se tuvo que vivir la caída del famoso muro de Berlín para que las personas pudieran ver  y apuntar hacia un nuevo horizonte. La caída del muro fue la luz de las personas para creer nuevamente en la democracia y la libertad. Las oportunidades de poder comprar y vender libremente entre países se abrieron y esto obligó al uso más avanzado de la tecnología y el desarrollo de países se profundizó.

Después que se dio la caída del muro de Berlín como un acontecimiento que no se creía en un principio que podría suceder, el mundo y precisamente los países que habían cobrado su libertad vieron de frente el camino directo al desarrollo, la interacción y comercio libre entre países. Por eso hoy en día podemos disfrutar de una libre comunicación y relación comercial entre países que antes no ponían gozar los países que estaban oprimidos.

Con la caída del muro las ventanas hacia la liberación y las oportunidades comerciales, tecnológicas, sociales, etc., se levantaron y están al orden del día de los países.