Es común escuchar decir que las empresas son líderes en el mercado cuando tienen o comercializan productos de calidad, otros dicen que las empresas se convierten en líderes cuando tienen productos de bajo precio, pero ahora surge la pregunta ¿qué tan reales resultan ser estos dos indicadores para que una empresa sea catalogada como líder? No es conveniente dar por descartado estos dos indicadores, ni tampoco dejar de prestarles atención, pero lo que si es cierto es que una empresa es líder siempre y cuando su marca sea reconocida por los consumidores sin problema alguno y no solo reconocida, sino también aceptada y preferida.

Para que una empresa incremente sus volúmenes de ventas primero debe entrar en la mente de los consumidores y posicionarse en ellos para lograr ser líderes, pero ser líderes no implica ni asegura que sea la mejor empresa, pues es de evaluar qué factores están convirtiendo a la empresa en líder, por ejemplo una empresa puede ser líder en precios pero no ser líder en servicio al cliente, entonces es importante estar claros en el tipo de reconocimiento de marca que la empresa está proyectando.

Para que una empresa logre ser líder debe primero CREAR LA MARCA, esto quiere decir tener claro quiénes son, qué le están ofreciendo a los clientes, a quiénes van dirigidos, etc., y bajo esto crear un nombre y una imagen que sea fácilmente perceptible y aceptado por los consumidores.

Para dar a conocer la marca se puede hacer uso de la publicidad para poder transmitir los valores de dicha marca a los consumidores, pero debe de elegirse el mejor medio de comunicación para llegar al mayor número de clientes potenciales.

Entonces, para que la empresa sea colocada como líder en el mercado se debe de transmitir los valores de la marca de la empresa por el medio q les proporcione los mayores beneficios de alcanzar y persuadir a los posibles nuevos clientes.