Todas las empresas elaboran planes de acción para lograr los objetivos que se han propuesto para un determinado periodo de tiempo en donde establecen estrategias seleccionadas de Marketing para alcanzar dichos objetivos. Cada plan de acción le demanda a la empresa recurso humano, técnico, económico y todos los necesarios para poder desarrollar las estrategias de Marketing.

La mayoría de las empresas no realizan sólo un plan para un determinado periodo, sino que tratan de prevenir y estar alerta a cualquier situación con la puesta en marcha de un  plan “B”, que puede resultar una opción viable para poder sacar a flote cualquier problema que la empresa enfrente o por el fracaso de un plan “A”.

Aunque un plan “A” parece ser en primera instancia la mejor opción para la empresa, pero a la hora de ponerlo en marcha o desarrollarlo puede que éste no funcione por diversas razones, entonces todas las empresas deben de estar preparadas en poner en marcha el nuevo plan, denominado plan “B”, que pueda ser la salvación de la empresa en un enorme problema financiero o de otra índole.

Si a una empresa no le resulta la implementación de un plan “A” no se debe quedar paralizada y dejar de aprovechar grandes oportunidades por el fracaso de ese plan, de lo contrario debe de tener diseñado un segundo plan que le permita seguir adelante a pesar de la primera caída.

Por eso es de suma importancia implementar un riguroso control en la implementación de cada plan para poder detectar los bajos y altos que puede dar cada estrategia de Marketing y así poder descubrir lo que pasó o qué sucedió realmente para que el plan “A” fracasara.

El control es tan necesario pues permite identificar lo que se ha logrado alcanzar y lo que falta por alcanzar en el desarrollo de cualquier plan.

Si no le funciona el primer plan, no se preocupe  y ponga en marcha un plan “B” y pueda que éste le resulte tan efectivo como se creía que el primero le resultaría.

¡Pueda que la primera opción no funcione, pero siempre existe una segunda alternativa para aprovecharla!